Seleccionar página
Los sindicatos de La Ribera confirman el desastre de la reversión: pierden derechos e ingresos

Los sindicatos de La Ribera confirman el desastre de la reversión: pierden derechos e ingresos

Alzira, 10 de julio de 2019.- SanitatSolsUna, la asociación que defiende la excelencia en la asistencia sanitaria, ha asegurado hoy que la rueda de prensa del comité de empresa del Hospital de la Ribera ayer “confirma el desastre de la reversión: los trabajadores han perdido derechos e ingresos”. “La comparecencia de los sindicatos ayer es la crónica de un desastre anunciado”, recuerdan.

La asociación ha destacado “la importante vulneración de derechos, evidente desde el momento en que la Dirección del Hospital no deja al comité de empresa organizar la rueda de prensa en el propio centro hospitalario”. Los propios sindicatos explicaron que “no la han autorizado porque consideran que esto no es labor sindical”. Para SanitatSolsUna, “el Gobierno valenciano no sólo es plenamente consciente del error de la reversión y de sus desastrosas consecuencias sino que además ha intentado taparlas, al pensar que ninguneando a los sindicatos podría silenciarlos”. Sin embargo, cuando la vulneración de derechos afecta al bolsillo y a la calidad del trabajo que realizan los profesionales durante año y medio, el tema les ha estallado. Y se preguntan: “¿Sigue teniendo claro la nueva secretaria autonómica de Sanidad, Isaura Navarro, la necesidad de esta reversión? Porque ayer los sindicatos dejaron claro que con la concesionaria, los trabajadores estaban mucho mejor que con las decisiones que se toman desde el sectarismo de Navarro y su partido, que ya se ha demostrado que es un fracaso en la gestión”.   

Para SanitatSolsUna, los sindicatos “tienen toda la razón en sus críticas y sus quejas”, aunque insisten en que “todo esto se veía venir, tenían informes y una auditoría que advertía de todas estas consecuencias y no quisieron verlo”. Ahora, añaden desde la asociación, “los representantes de los trabajadores han reconocido que han denunciado al menos en tres ocasiones a Sanidad en los juzgados y en el tribunal de arbitraje por incumplimientos del convenio colectivo”. Aseguraron literalmente que “hay varios artículos del convenio que no se cumplen como la movilidad interna, la promoción interna, traslados, la formación, la jubilación parcial etc” y dijeron, sin pelos en la lengua que “se han perdido derechos”. Entre otros los impagos de los incentivos, los beneficios del Plan de igualdad sobre el que aseguraron que “es un despropósito total” porque “teníamos un plan que caducó, la ley dice que tenemos que tener uno y nos aseguraron que nos aplicaban el de Conselleria… pero hemos estado año y medio engañados”.

Y las consecuencias, además del desgaste, la discriminación y la tensión, es que muchos profesionales están abandonando su puesto de trabajo en este departamento de salud. “Si no te pagan lo que te deben, si te deniegan la formación, la promoción interna, la movilidad, las excedencias, las jubilaciones parciales y pierdes derechos para la conciliación de la vida laboral y familiar que hace apenas año y medio tenías con la concesionaria, es lógico que te plantees irte a otro sitio”, aseguran desde la asociación. 

“¿Quién estresa a los trabajadores? Porque los sindicatos no sólo hablan de dinero sino de derechos y condiciones de trabajo, de discriminación, de embarazadas a las que no se aplica el plan de igualdad, de trabajadores que por edad piden una jubilación parcial”, preguntan desde la asociación a la secretaria autonómica de Salud Pública, a raíz de su entrevista en un medio valenciano hace apenas unos días. Y a la Consellera de Sanidad, Ana Barceló y al presidente Ximo Puig les insisten: “¿De verdad creen que los profesionales sanitarios de La Ribera merecen esta situación? ¿Y piensan que no afectará a la calidad asistencial? Solo con la marcha de profesionales, la población va a sufrir estos cambios que, sin duda, son a peor”, aseguran desde SanitatSolsUna.

“Podemos y su falta de humanidad con las máquinas donadas por Amancio Ortega no puede estar en el Gobierno valenciano”

“Podemos y su falta de humanidad con las máquinas donadas por Amancio Ortega no puede estar en el Gobierno valenciano”

Alzira, 21 de mayo de 2019.- “Podemos no puede formar parte del Gobierno valenciano después de demostrar que no le importan las personas”. Así de contundentes se han pronunciado desde SanitatSolsUna, la asociación que defiende la excelencia en la atención sanitaria sin importar el modelo de gestión. “Si a los enfermos y sus familias no les importa quién gestiona un centro sanitario, porque lo que quieren es que se les atienda rápido y bien, mucho menos les interesa quién ha comprado instrumental o aparatos de última generación, que van a ayudar a que se curen”, aseguran.

Es por eso que desde SanitatSolsUna se ha pedido al presidente de la Generalitat en funciones, Ximo Puig, que no colabore ni dé responsabilidades en Sanidad o Servicios Sociales “a quienes prefieren que los enfermos de cáncer se traten con aparatos antiguos o tengan que soportar largas esperas o desplazarse a otros hospitales antes que aceptar una donación altruista como la realizada por el empresario gallego y dueño de Inditex, Amancio Ortega. “Podemos y su falta de humanidad con las máquinas donadas por Amancio Ortega no puede estar en el Gobierno valenciano”, han asegurado.

“Es inaudito que alguien pueda criticar estos impresionantes regalos para la salud que un empresario hace a todos los españoles a cambio de nada”, aseguran desde SanitatSolsUna, que ha recordado que el dueño de Inditex ha regalado resonancias para un gran número de hospitales en prácticamente todas las comunidades autónomas.

Desde SanitatSolsUna se ha instado a que el Gobierno valenciano en funciones defienda “con firmeza” este tipo de colaboración altruista de la iniciativa privada con la Sanidad pública. “Lo importante es lo que reciben los pacientes y no las consignas políticas desfasadas y egoístas”. 

Han recordado, además, que “ni la vicepresidenta Mónica Oltra ni su partido, Compromís, han apoyado esta donación, lo que revela su proximidad ideológica con Podemos y su nivel de humanidad”. “¿No decían que querían gobernar para rescatar personas? Apoyando a Podemos con su silencio sólo contribuyen a perjudicar a su salud y su cuidado”.

Consultas externas en la fracasada Unidad de Pre-ingresos de La Ribera

Consultas externas en la fracasada Unidad de Pre-ingresos de La Ribera

Tal y como informó SanitatSolsUna, los pacientes que nos mandan estas fotos confirman que la fracasada Unidad de Pre-ingresos que se habilitó en el Hospital de La Ribera se utiliza ahora como zona de consultas externas. Ahora los pacientes también esperan estoicamente, algo más apretados, en esta zona del hospital…

La dirección del Hospital de La Ribera intentó reducir el pasado invierno el nivel de saturación de las Urgencias de este hospital con la unidad de Pre-ingresos, que resultó un auténtico desastre porque no tenía personal asignado, había un solo baño para 26 pacientes y sus familiares y el caos organizativo en Urgencias y hospitalización no se redujo. Tras comprobarse el fracaso anunciado (y denunciado cuando se produjo), se decidió cerrar la unidad y más tarde se acordó aprovechar el espacio para otros usos.

Desastre en el mantenimiento del Hospital de La Ribera un año después de la reversión

Desastre en el mantenimiento del Hospital de La Ribera un año después de la reversión

El Hospital de La Ribera está “que se cae”. Tal ha sido la dejadez de los actuales gestores respecto al mantenimiento de las instalaciones durante este último año que en solo 12 meses tras la reversión, el centro hospitalaria de Alzira “ha envejecido el equivalente a 10 años”.

Así de contundentes se pronuncian desde la asociación SanitatSolsUna, que acompaña sus críticas de numerosas fotografías adjuntas, que les remiten continuamente usuarios del centro, donde pueden apreciarse muebles amontonados en los pasillos, camas y barandillas de aseos completamente oxidadas, paredes y techos desconchados o con trozos de la piedra rotos y hasta enchufes con cables al aire, lo que puede suponer un peligro grave para pacientes y familiares que acompañan a los enfermos al hospital.

Desde SanitatSolsUna se recuerda que “los problemas de mantenimiento se veían venir, porque es algo recurrente en muchos de los centros públicos sanitarios que adolecen de la flexibilidad y agilidad en la resolución de incidencias que permite la gestión privada. Sin ir más lejos, el diario Levante publicaba ayer que “peligran las operaciones en el Clínico de Valencia por los desperfectos en las mesas de operaciones”. Desde la asociación aseguran que “los usuarios y profesionales nos envían fotografías para denunciar el estado de abandono en el que se encuentra el hospital “y que no ocurría antes de la reversión porque ahora todo tiene que pasar por un complicado proceso burocrático y como no es algo prioritario para los actuales gestores, la consecuencia es que los problemas se acumulan y el Hospital de La Ribera empieza a parecer un hospital viejo, sucio y desordenado”. La asociación reclama a la Conselleria de Sanidad “que mantenga el hospital de La Ribera en buenas condiciones” porque “es lo que merecen profesionales y pacientes”.

La Ribera ya ha desviado a la privada más de 1.000 resonancias en un mes

Alzira, 10 de abril de 2019.- El hospital de La Ribera ha desviado más de 1.000 resonancias a la privada sólo en el último mes, en concreto, a la clínica Tecma, en Alzira, y al camión situado junto al aparcamiento del centro hospitalario, de Eresa. Y todo ello, a pesar del malestar que está generando en los profesionales del servicio por la carga extra de trabajo que les supone esta medida, y las dificultades para leer e informar muchas de las imágenes que les llegan. 

Al parecer, las imágenes “no son iguales” y luego, quienes las tienen que informar son los profesionales del Hospital de Alzira, lo que está generando numerosas quejas, según confirman diferentes fuentes. 

Además, según ha podido averiguar SanitatSolsUna, las clínicas privadas adonde se están desviando una parte de las resonancias cobra de media unos 395 euros por una resonancia con contraste y sin ser informada por un especialista. En el caos de ser informada, el coste se incrementa en 70 euros. Estas son las tarifas a pacientes privados. No conocemos la tarifa pactada con el hospital por este servicio, pero podríamos estar hablando de una cantidad entre 200.000 y 400.000 euros solo en un mes, por la medida de privatizar las resonancias en un hospital, por primera vez en su historia, y casualmente cuando se ha revertido a la gestión directa y su gerente hasta hace poco era radióloga. “Es el mundo al revés”, señalan muchos profesionales. “Incluso aunque les hicieran un precio especial por el gran número de pruebas que realizan, estamos hablando de mucho dinero en sólo un mes, y todo por la mala gestión del personal y de los recursos del propio hospital”, aseguran desde SanitatSolsUna.

Por otro lado, pacientes y profesionales de diferentes centros de salud de La Ribera han denunciado a SanitatSolsUna largas listas de espera o que les mandan a otros centros de la comarca para hacerse una prueba, cuando en sus centros de salud hay “aparatos sin usar”. En ambulatorios como el de Sueca, Alzira II y hasta hace unos días en Carlet “hay dos aparatos de radiología convencional pero sólo se utiliza uno, por falta de personal, y hay listas de espera que no habría de gestionarse bien los recursos”. En Carlet, en concreto, diferentes fuentes confirman a SanitatSolsUna que se compró un aparato justo después de la reversión “y nunca se llegó a usar por falta de personal”. “¿Para qué queremos dos aparatos de radiología convencional si solo hay una persona para hacer las pruebas?”. Como la pregunta siguió sin respuesta en forma de más personal para agilizar la lista de espera, poniendo en uso ese segundo ecógrafo, “se lo acaban de llevar después de más de un año”, aseguran diferentes fuentes, “esperemos que a una consulta donde lo utilicen y no lo tengan guardado”.

Desde SanitatSolsUna se ha criticado duramente “la nefasta gestión del personal y de los recursos materiales que hace la dirección del departamento de salud de La Ribera desde la reversión”. “Ya lo ha denunciado algún sindicato: sobra personal en algunos departamentos y de determinadas categorías pero faltan en otros porque la incorporación de plantilla no se ha hecho con criterio sino por el afán de aportar unos números que son el ejemplo del fracaso de la reversión. Todo el mundo sabe que más cantidad no es igual a más calidad, como demuestran las 600 personas de más en La Ribera para un 1000% más de listas de espera en algunas especialidades” 

Nuevo fracaso en La Ribera: Cierran la Unidad de Pre-ingresos tres meses después de abrirla

Nuevo fracaso en La Ribera: Cierran la Unidad de Pre-ingresos tres meses después de abrirla

Alzira, 25 de marzo de 2019.- Tan sólo tres meses ha estado en funciona- miento la Unidad de Pre-Ingresos del Hospital de La Ribera. “Ha sido un abso- luto fracaso, una muestra más de la improvisación y la gestión a golpe de ocu- rrencia que se viene llevando a cabo desde el primer día de la reversión a la gestión directa del Hospital de La Ribera por parte de la Conselleria de Sani- dad”, denuncian desde SanitatSolsUna.

Esta asociación ya hizo públicas en diciembre las numerosas quejas que llega- ban de los pacientes y sus familiares, cuando se llevaron a cabo las obras para la adecuación de este espacio, eliminado consultas de la primera planta y es- pacio de las zonas de espera. Y todo, según se denunció, porque la gestión de camas en las Urgencias es deficiente y se pretende crear un espacio “inter- medio” entre las Urgencias y la hospitalización. De esta forma, se intentaba paliar el colapso de las Urgencias, pero sin una hospitalización “completa”.

Sin embargo, la fórmula, como se avanzó, ha salido mal. Inmediatamente después de su puesta en marcha, comenzaron a llegar de nuevo quejas de pa- cientes que estaban en esta Unidad de Pre-Ingresos. Un baño para 26 enfer- mos y sus respectivos acompañantes, mobiliario viejo, sillas sin apoya-brazos para acompañantes que hacen noche y un largo etcétera generaron una situa- ción insostenible para los profesionales, que intentaban seguir haciendo su trabajo en unas condiciones “muy difíciles” según reconocían.

Es por eso que, después de tres meses de quejas continuadas y prácticamente desde la apertura de esta unidad, la dirección del Hospital de La Ribera ha decidido cerrarla para “replantear” el espacio. Para SanitatSolsUna, “el pro- blema que es que se ha invertido tiempo y dinero en unas obras que, tres me- ses después se ha demostrado que no han servido para nada”. Además, aña- den, “se han generado molestias a los pacientes y a los profesionales total- mente innecesarias”. En conclusión: “Un nuevo desastre de la reversión”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies