Seleccionar página
Más de 38º en centros de salud por falta de mantenimiento en la refrigeración

Más de 38º en centros de salud por falta de mantenimiento en la refrigeración

Varias noticias aparecidas estos días en los medios de comunicación confirman los problemas por la falta total de mantenimiento de las instalaciones por parte de la Conselleria de Sanidad. Los centros de salud de Burjassot y Castellón han sido los primeros en denunciarlos y sólo hemos vivido, en lo que llevamos de verano, una ola de calor. Las temperaturas más altas están aún por llegar y el verano no ha hecho más que empezar.

Adjuntamos a continuación los enlaces y las noticias de los medios que han publicado hasta la fecha estas incidencias.

Pacientes y médicos denuncian temperaturas de hasta 38 grados en las urgencias de Burjassot

https://www.lasprovincias.es/horta-morvedre/pacientes-medicos-denuncian-20190703004025-ntvo.html

«Esto es un horno», «nos estamos asfixiando» o «este calor es inhumano». Estos son algunos de los comentarios habituales que, desde hace más de dos semanas, pacientes y facultativos lanzan en las dependencias del Centro de Especialidades de Burjassot. Desde que empezaron unas obras de impermeabilización en la cubierta, «el pasado 10 de junio, no está operativo el sistema de climatización y nos estamos asando, literalmente, en las consultas. Solo disponemos de tres torres de refrigeración, provistas de un tubo, que tiene que sacarse por la ventana, de los que nos ocupamos incluso del mantenimiento, y ventiladores. Uno se ha tenido que instalar en la sala de extracciones porque la gente se mareaba a causa del excesivo calor», explican fuentes del equipo de facultativos de atención continuada.

El cierre de las consultas vespertinas ha evitado males mayores. También se ha optado por trasladar algunos servicios al centro de Atención Primaria Burjassot 2, pero el problema persiste en el servicio de urgencias, que sí se ha mantenido en el centro.

«La sala en la que esperan los pacientes carece de cualquier elemento de ventilación, lo que convierte la espera en un suplicio para personas que están enfermas, claro. Hoy mismo (por ayer) varios pacientes han presentado quejas por escrito porque el calor es inhumano. Los facultativos salimos ‘chopados’ de las consultas y algunos residentes se han tenido que tumbar en el suelo, junto a los ventiladores, en las horas de calor máximo», recalca uno de los facultativos.

Actualmente en el servicio de urgencias trabajan siete personas, dos enfermeros, cuatro médicos y un celador, que disponen de un único ventilador para cubrir todas las estancias. «Conforme lo vamos necesitando, lo vamos moviendo, pero está no es la solución. Durante las mañanas, las altas temperaturas afectan a todo el centro de manera generalizada. En la consulta del otorrino estaban el otro día a 38 grados, algo insoportable».

Según explican los facultativos consultados, la duración de las obras «va a ser de unas siete u ocho semanas, según nos han indicado, durante las cuales vamos a estar en estas condiciones».

Al parecer, «la potencia eléctrica del centro y el estado del cableado para el suministro no soporta una climatización alternativa más potente, de ahí que estemos con un triste ventilador y tres pequeñas torres o pingüinos, algo totalmente insuficiente».

Desde la Conselleria de Sanidad detallaron ayer que las obras de impermeabilización de la cubierta del centro «se han programado para estas fechas porque esta actuación no puede realizarse con lluvia. Para realizar la obra, había que retirar todos los aparatos de climatización situados en esa zona. Se han comprado 10 aparatos de aire acondicionado portátil. La primera fase de la impermeabilización (75% de la cubierta) finalizará el 12 de julio y serán instalados los aparatos de climatización en esa zona».

Por lo que respecta a la segunda fase, la parte del centro que ocupa ese 25% restante de la cubierta, «contará para enfriarse con todos los aparatos de aire acondicionado portátiles y ventiladores, desde esa fecha y hasta finalizar la obra».

Un centro de salud de Castellón genera 13 reclamaciones por llegar a 30,7º en las consultas

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/castellon/2019/06/29/5d173c9afc6c83c54c8b456e.html

La ola de calor que se ha ido intensificando desde el pasado miércoles, ha comenzado a hacer estragos en la ciudad de Castellón. Así, los médicos y pacientes de los centros de salud de la capital han sido los primeros en poner el grito en cielo al ver como los equipos de climatización de edificios sanitarios relativamente modernos «o no funcionan o no tienen potencia para combatir las altísimas temperaturas registradas esta semana, provocando hasta algún vahído en alguna embarazada», como denunció ayer la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF.

Así, durante la mañana de ayer una matrona tuvo que interrumpir la atención a una paciente ante las altas temperaturas que alcanzó su consulta de Atención Primaria en el centro de salud Palleter ubicado entre las avenidas Valencia y Almassora. Representantes sindicales de CSIF se desplazaron al ambulatorio y comprobaron que el único termómetro que hay en una consulta de Medicina General del edificio marcaba 30,7 grados.

«Hemos realizado entre 7 y 8 tomas de temperatura estos días», comprobando que el equipo de aire acondicionado no funciona bien, según los sindicalistas que constataron cómo «muchos pacientes aguardaban su cita con el médico en la calle, con la puerta abierta del centro de salud para que corriese el aire, al menos».

La situación no es mejor en otro de los más completos consultorios médicos de Castellón. En el servicio de urgencias de Fernando el Católico, médicos y enfermeras aseguraron a CSIF que «no podemos trabajar con este calor». De nuevo la climatización del edificio que abrió sus puertas hace poco más de una década, no es capaz de contrarrestar el efecto de las sofocantes temperaturas, tal y como denuncian en CSIF.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la provincia de Castellón estaba este viernes en aviso de riesgo amarillo por altas temperaturas, entre 35 y 38 grados centígrados, con la previsión de que este sábado el mercurio seguirá en ascenso.

Dicha situación ha sido duramente criticada por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios. La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha dicho desde su llegada al Consell que su prioridad será la Atención Primaria y los centros de salud, «pero de momento siguen siendo palabras», lamenta CSIF.

500.000 EUROS

«Hay una consignación para consultorios auxiliares, de 500.000 euros para toda la provincia para los próximos dos años», que CSIF considera «totalmente insuficiente». Además, advierte que «no tenemos constancia de inversión para centros de salud de mayores dimensiones».

Cabe recordar que en el caso de Castellón hay un consultorio médico muy cuestionado tanto por pacientes, como por personal sanitario como por sindicatos profesionales. Se trata del ambulatorio de la plaza Constitución, donde las quejas por calor, olores, insectos… se llevan sucediendo desde hace años, sin que la Conselleria de Sanidad haya resuelto la situación tercermundista de un local que carece de la infraestructura correcta. O que arrende otro en mejores condiciones.

RÉCORD DE TEMPERATURAS

La ola de calor que afecta a toda España ha dejado este viernesregistros históricos en algunas localidades del interior de Castellón y máximas que han llegado a 39 grados en puntos de esa zona.

Atzeneta del Maestrat ha marcado la máxima más alta del viernes en la Comunitat, con 39,1 grados, que es la temperatura más alta registrada en esta localidad castellonense en un mes de junio con datos desde 1944.

Morella y Vilafranca, en esa misma provincia, han llegado a 35,1 y 34,7 grados, lo que supone también la temperatura más alta en un mes de junio en ambas estaciones desde que hay registros, según Aemet.

CC OO augura un «colapso» en La Fe este verano por la escasez de sustituciones

(Publicado por el diario Levante el 27/06/2019)

https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2019/06/28/cc-oo-augura-colapso-fe/1894654.html

CC OO-PV augura que el hospital La Fe de Valencia está «abocado al colapso» este verano por el retraso de la bolsa de trabajo de Sanidad, la «escasa cobertura» del Plan de Vacaciones y el cierre de hasta 222 camas en agosto. El sindicado asegura que ve «muy preocupante» que sólo se cubran las vacaciones de poco más de la mitad de enfermeras y técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, que ya han agotado la bolsa.

En el centro del problema, a juicio del sindicato, está el retraso que acumula la Conselleria de Sanidad a la hora de publicar los listados definitivos de la bolsa de trabajo. Además, según CC OO, la dirección del hospital La Fe ha informado recientemente de que las vacaciones del personal no se van a cubrir al cien por cien y, por ejemplo, en los próximos tres meses sólo se cubrirá el 59 % de las vacantes generadas por las vacaciones de las enfermeras, el 55 % de los técnicos auxiliares de Enfermería, y el 47 % de celadores.

CC OO prevé que, teniendo en cuenta que la ocupación media durante el año es del 90 % y que en periodo estival Valencia recibe un gran número de turistas, va a haber un colapso en Urgencias «de consecuencias impredecibles». De hecho, asegura que durante junio el hospital tiene ya una ocupación que roza el 100 % y hay pacientes que se quedan en urgencias por falta de camas.

CSIF denuncia que Sanitat impide a trabajadores de la Ribera pedir una excedencia si han aprobado una oposición

CSIF denuncia que Sanitat impide a trabajadores de la Ribera pedir una excedencia si han aprobado una oposición

26 de Junio de 2019 (comunicado publicado por CSIFCV en su web)

La Consellería de Sanidad Universal y Salud Publica impide a los trabajadores del departamento de Salud de la Ribera que fueron subrogados el 1 de abril de 2018 y han aprobado una oposición, mantener su situación laboral en el departamento como “personal a extinguir” si no renuncian previamente a los derechos derivados de su participación en el proceso selectivo, renunciar a una oposición ganada bajo las premisas de igualdad, mérito, y capacidad.

La sección sindical del sindicato CSIF en el Departamento de la Ribera quiere poner de manifiesto el perjuicio que ocasiona a los profesionales del departamento, el repentino cambio de criterio que ha adoptado la Consellería de Sanidad en las últimas semanas respecto a la concesión de excedencias por incompatibilidad por prestación de servicios en el sector público, a aquellos profesionales del departamento que han superado satisfactoriamente un proceso de concurso-oposición, y quieren seguir desarrollando su actividad profesional como laborales en el departamento, sin perder la plaza conseguida por rigurosa oposición.

Derecho que ha venido reconociendo de oficio la propia Consellería para el personal estatutario que venía desempeñando su trabajo como laboral durante el tiempo anterior a la reversión, tal y como refleja en el decreto 22/2018 de 23 de marzo, el cual dispone en su artículo 9.3 que Transcurrido el plazo de tres meses señalado en el apartado 1 del presente artículo, la persona interesada que no hubiere ejercitado el derecho de opción, se entenderá que opta por continuar en su condición de personal laboral a extinguir. Este personal, así como el que hubiera manifestado expresamente continuar en la referida condición, quedará a partir de ese momento en la situación de excedencia por prestar servicios en el sector público respecto de su categoría estatutaria, de conformidad con lo dispuesto en el art. 66 de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, quedando sin efecto la situación que tuvieran declarada con anterioridad, salvo para aquel personal que ya estuviera declarado en dicha situación de conformidad con el citado artículo. La situación de excedencia por prestación de servicios en el sector público será declarada de oficio por la Dirección General de Recursos Humanos y Económicos de la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública.

Esta medida política adoptada por la Consellería de Sanidad condicionara el futuro de los trabajadores laborales del departamento, y la atención de los pacientes, por cuanto, se les obliga a decidir si renuncian al puesto de trabajo que han estado desempeñando durante años, renunciando a sus derechos laborales como “personal a extinguir”, y perdiendo el departamento grandes profesionales, con mucho arraigo ya en la Comarca, o bien, renunciar a una plaza estatutaria ganada con mucho esfuerzo y dedicación, si quieren seguir en el Departamento como “personal a extinguir”, y mantener sus condiciones laborales.

 

Sanidad reduce el personal de emergencias en verano pese al repunte de las atenciones

(Información publicada por Las Provincias)

La falta de refuerzos deja el servicio del CICU de la provincia de Valencia con dos médicos de día y otro por la noche para valorar cada urgencia

https://www.lasprovincias.es/comunitat/sanidad-reduce-personal-20190623002349-ntvo.html

Festivales, aglomeraciones en la costa, continuos desplazamientos y miles de turistas convierten cada verano en un reto para los profesionales que conforman el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU); un momento del año en el que el aumento de accidentes, de reyertas y de intoxicaciones etílicas hacen que las llamadas a los servicios de emergencias se multipliquen, hasta superar el millar de avisos diarios. Y pese a ello, la Conselleria de Sanidad ha optado en julio y agosto por reducir la cantidad de médicos que atienden este vital servicio.

Según concretan fuentes del sindicato CSIF, en el CICU de la provincia de Valencia en julio y agosto sólo habrá un médico coordinador por la noche (el resto del año hay dos) y otros dos por el día (cuando habitualmente son tres). Estos profesionales son los que deciden la gravedad del aviso y el tipo de recurso sanitario que es necesario remitir, como ambulancias SAMU o SVB, un facultativo de un centro de salud (que en función de la zona deberá acudir con su propio vehículo o en taxi) o hasta un helicóptero.

«Aquí la cuestión es que si entran varias llamadas a la vez por la noche tendrán que esperarse a que evalúe primero una y luego ya podrá atender la otra. La falta de profesionales deriva en esta situación», lamentaron desde la formación sindical.

Desde Sanidad, por su parte, quisieron matizar que, en la actualidad el CICU de Valencia gestiona unos 800 incidentes diarios y que el resto del personal que compone el servicio (enfermeros, locutores…) no se reduce en verano. Sin embargo, confirman que, en el colectivo de médicos coordinadores, los turnos se establecen para los meses de verano en dos médicos de día y uno de noche, turno que tenían hasta 2017 durante todo el año, «de manera que se pueda garantizar la asistencia y es un procedimiento que se realiza todos los años con resultado positivo». Fuentes conocedoras de la situación apuntaron que el pasado verano había tres médicos de día, por lo que el descenso de personal este periodo estival se refiere tanto en comparación con el resto del año como con los meses estivales de 2018. Desde la conselleria recalcaron que «se está realizando un esfuerzo» y que «el último año se ha formado a médicos para poder reforzar el trabajo en CICU y poder disponer de tres médicos por el día y dos por la noche».

El trabajo en el CICU arranca con una llamada al 112, que realiza una serie de preguntas y, si requiere asistencia sanitaria (como suele ocurrir entre el 60 y el 90% de los casos, según la fuente consultada), deriva el caso al CICU. Allí, el médico coordinador evalúa el caso, si es posible llama al domicilio, se consulta el historial médico y se reescucha la llamada, en función de cada situación. Y con esta información, el médico decide qué recurso remitir, aunque mientras trabaja en un caso no puede atender otro.

En momentos en los que sólo hay un profesional, la tensión se hace patente, puesto que apenas tiene descansos «pese a pasar muchas horas delante de varias pantallas de ordenador», confirmaron fuentes conocedoras de la situación, para recordar que «cada llamada que se atiende es susceptible de acabar en el juzgado», en el sentido de que si no se adopta la decisión idónea (no siempre todos los recursos están disponibles), los afectados podrían acudir al juez al entender que no se les ha atendido como correspondía.

Así las cosas, y pese al plan de refuerzos y sustituciones activado por la Conselleria de Sanidad para este verano, el CICU tendrá que atender los meses de julio y agosto sin la ayuda extra para que los profesionales puedan disfrutar de sus vacaciones.

Enfermeros para el SAMU sin tener la titulación requerida

Enfermeros para el SAMU sin tener la titulación requerida

Información publicada por Las Provincias Viernes, 14 junio 2019, 00:37

https://www.lasprovincias.es/comunitat/enfermeros-samu-tener-20190614003712-ntvo.html#vca=fixed-btn&vso=rrss&vmc=tw&vli=Comunitat

El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer que la Conselleria de Sanidad «se salta su propia normativa» al permitir que personal sin la titulación requerida vaya a prestar servicios este verano en el SAMU debido a que la bolsa de trabajo de esta categoría está agotada en la provincia de Valencia. Por ello, criticó la falta de previsión al no adoptar las medidas necesarias para evitarlo, ya que únicamente ha sacado 25 plazas del curso que habilita para desempeñar las funciones de enfermero en el SAMU. Satse reclamó que se aumente el número de plazas y se extienda a las tres provincias.

Sanidad retrasa otra vez las listas de espera «para tener más perspectiva»

https://www.lasprovincias.es/comunitat/sanidad-retrasa-listas-20190612083948-nt.html

(Información publicada por el diario Las Provincias. 12/06/19)

La Comunitat cerró el pasado año con un dato preocupante. Más de 66.000 pacientes se encontraban a la espera de someterse a una operación quirúrgica, la cifra de usuarios más elevada al finalizar un año de los últimos cuatro ejercicios. En concreto, el volumen de valencianos que todavía no habían sido citados para pasar por el quirófano había crecido en el último trimestre del año en 2.500 pacientes. En comparación con diciembre de 2017, la cantidad se había incrementado en algo más de 4.600 enfermos, mientras que, en relación al inicio de la pasada legislatura, la cifra se había disparado por encima de los 8.500 pacientes, puesto que al cierre de 2015 la lista de espera la componían algo menos de 58.000 usuarios. Así las cosas, no es de extrañar el interés que había generado conocer los datos del primer trimestre -se difunden cada tres meses-, sobre todo para comprobar si las medidas impulsadas por la Conselleria de Sanidad -en concreto, el nuevo modelo de autoconcierto– surten efecto o la bolsa de pacientes sigue creciendo. Sin embargo, no será hasta el mes de julio cuando se hagan públicos los datos, como confirmó ayer la titular del departamento Ana Barceló, lo que significa un nuevo retraso de una información que se espera desde la segunda quincena de abril.

En un primer momento, la campaña electoral y los comicios autonómicos habían provocado que no se hubiese reunido la comisión de seguimiento encargada de poner en común los datos de todos los departamentos de salud para, posteriormente, difundirlos. Sin este encuentro, el análisis de las cifras no puede llevarse a cabo.

Al respecto, Barceló apuntó ayer que esperan que esta información pueda conocerse «lo antes posible», aunque concretó que, dadas las fechas actuales, «vamos a esperar a que concluya el semestre completo» para dar a conocer las cifras. Al principio, el encuentro de los profesionales que conforman la citada comisión estaba previsto para finales de mayo, como trasladó a LAS PROVINCIAS la consellera, mientras que ayer matizó que se había decidido contar también con los datos del segundo trimestre (de abril a junio) para dar a conocer todas las cifras, de ahí que hasta el próximo mes de julio no está previsto que se difundan.

Barceló achacó este nuevo retraso a que el nuevo modelo de autoconcierto prácticamente arrancó a finales de enero y que la Comunitat ha registrado importantes periodos festivos, como las Fallas y la Semana Santa, momentos en los que se reduce la actividad quirúrgica, por lo que, señaló, «queremos tener un semestre completo para poder hacer una valoración con una perspectiva más amplia». En esta línea, precisó también que los datos «saldrán del primer semestre, aunque podremos desglosarlo para que vean que hay total transparencia», pero «hasta que no acabe el segundo trimestre no se harán públicos porque es mejor tener la perspectiva de los seis meses completos que tener un trimestre» en el que se registraron las citadas incidencias.

En concreto, el pasado 18 de enero, el Consell suscribió un acuerdo de regulación del programa especial de productividad para la reducción, en 2019, de la demora asistencial en el Sistema Valenciano de Salud -el nuevo modelo de autoconciero-; convenio que regula las remuneraciones que percibirá el personal sanitario que, de forma voluntaria, quiera acometer estas operaciones fuera de su horario habitual. El acuerdo también contempla que, de forma trimestral, se celebrará una comisión de seguimiento conformada por las direcciones generales de recursos humanos y asistencia sanitaria y las organizaciones sindicales, cuyo objetivo es evaluar la efectividad del programa y analizar las posibles causas de desviación en su eficiencia estableciendo los indicadores pertinentes. En el seno de esta comisión se analizan e interpretan los datos que, paralelamente, se hacen públicos a través de la web de la conselleria. Es por eso que las previsiones iniciales apuntaban a que en abril se darían a conocer las cifras del primer trimestre, pero finalmente no fue así. Desde distintas fuerzas sindicales también han confirmado que la reunión no sólo no se ha celebrado, sino que no hay fecha de convocatoria.

El retraso en dar a conocer estas cifras, que reflejan la situación en la que se encuentran los quirófanos de los hospitales de la Comunitat, ya generó las críticas de los grupos de la oposición. Al respecto, hace unas semanas, el diputado del PP José Juan Zaplana acusó al presidente Ximo Puig de «esconder de nuevo los datos de las listas de espera del primer trimestre para ocultar su pésima gestión». El parlamentario criticó al jefe del Consell -«basta ya de cocina en la Sanidad»- y aseguró que el modelo «sigue en peligro con el nuevo Botánico».

Para Zaplana, «Puig y Barceló siguen cocinando las listas de espera después de demostrar su incapacidad para solucionar el problema de la situación sanitaria, con caos en las listas, en los centros de atención primaria o en la limpieza de los hospitales», dijo. «Hay ocultismo y falta de transparencia», sentenció.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies